Monday, July 28, 2008

Tiempo

Este último mes no ha sido un mes usual para mi. He esperado mucho y el tiempo pasa.
Tuve claramente otra vez, la sensación de no tener ni idea de que sería de mi vida después de una fecha límite, y de si abría realmente algo mas después.
Cuando llegó esa fecha tuve que volver a esperar, transportando mi cuerpo de un lado para otro mas un limbo notable de 24 horas en el CDG de París, siendo además el tercer día sin apenas dormir.
24 horas en una terminal, de día y de noche, acompañado de almas en pena como yo. No pensaba mucho en el tiempo cuando solo llevaba unas 8 o 9 horas, así que, cuando estaba sentado en un banquillo metálico e incómodo y me decía, "llevas 8 horas esperando aquí y te quedan 16", en un momento me quitaba los números de la cabeza.
Pero cuando llevaba unas 12, empecé a jugar un poco con las malditas horas. Sentado con la mirada perdida me decía, "te quedan 12 horas, en un abrir y cerrar de ojos te quedarán 6", y así fue. Luego me quedaron 6, estaba reventado, pero éstas iban cayendo como desde un cuentagotas. La espera interminable acabó, lo que parecía imposible sucedió como un milagro. Aún me quedaban unas 9 horas de vuelo, pero pasaron pronto.

Llegué a mi destino y hasta unos días después no volví a pensar en el tiempo, mejor, creo que la siguiente vez fue el séptimo día, y me quedaban 10. Estaba sentado en el sofá de casa de Joey por la mañana antes de salir a desayunar al Baja Bistro, y me dije algo que parecía imposible en ese momento, "esto acabará pronto, en un momento estarás de vuelta", y seguido me dije, "no seas capullo", y salí de casa.
Hace 9 días que volví.

No sé que pasaría si no contabilizáramos el tiempo, es surrealista nuestra posición en este asunto, es increíble las distancias a las que pueden viajar nuestros cuerpos en tan poco tiempo, mientras que nosotros seguimos siendo los mismos, parece un disparate, pero es cierto, y me alegro, el cambio existe.

No sé donde estaré después del próximo pestañeo, y no me importa si no vuelvo a estar aquí, esto es el tiempo de descuento, y siempre ha sido así.

3 comments:

Meryone said...

(en mi línea, comento por fascículos)

estoy trabajando intensamente (manda huevos que lo diga mientras te comento) así que no me explayo

luego (no sé cuándo) vuelvo y te comento de verdad

mientras un beso, proust

(cuántas veces he dicho comento?)

Snob said...

Ostiá 24 horas en la terminal? Yo pasé cuatro o así en el aeropuerto de Madrid, y sentí cómo mi cordura se iba agotando a pasos agigantados, menudo submundo el de los aeropuertos!

Viajar, el viaje en sí, no lo que ves o vives luego al llegar, tiene un algo inexplicable que al menos a mí creo que me cambia un poco cada vez, esperemos que para mejor!

Meryone said...

eres un exagerado!!

de los diez del disco el último es de javi (vale, estoy reconociendo que sí, que me pasé un poco...)

tengo pendiente comentar como dios manda este, por cierto

a no ser que actualices

cuidame a folerpa, que andaba caprichosa, anda

y besos